La oportunidad de contar una nueva Eneida para Europa
Josep Borrell en el europarlamento durante la sesión en la que intervino sobre la invasión de Ucrania por parte de Rusia / UE-AP

La oportunidad de contar una nueva Eneida para Europa

“Canto las armas y a ese hombre que de las costas de Troya llegó el primero a Italia prófugo por el hado y a las playas lavinias…”. Así comienza Virgilio (70AC-19AC) La Eneida, el poema épico con el que Augusto quiso contar el nacimiento heroico de Roma.

En efecto, la épica, la epopeya, la literatura, son las grandes responsables de la idea de Roma que tenemos hoy. Quienes elevaron La Odisea de Homero o La Eneida fueron capaces, primero, de ver el momento histórico y, después, de entender el potencial de la narración, de la comunicación, para tomar conciencia de los retos a los que se enfrentaban, de la oportunidad que tenían para crear un sentimiento, una identidad común y tomar un camino nuevo, empezando así una nueva historia.

“Creo que este es el momento en que la Europa geopolítica está naciendo (…) Esta es la partida de nacimiento de la Europa geopolítica. El momento en el que tomamos conciencia del reto al que nos enfrentamos”. Así comenzó Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, su discurso en la sesión plenaria de la Eurocámara del pasado martes, 1 de marzo; una sesión extraordinaria con gran eco en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Nadie puede saber qué trascendencia real tendrá y dudo, a pesar de la impecable técnica mostrada por Borrell, de que el político español vaya a pasar a la historia de la Literatura, pero estoy seguro de que su intención no está lejos de la de Virgilio, intención cuya formulación actualiza Tamim Ansary en The Invention of Yesterday (Public Affairs, 2019) para sugerir valores comunes integradores frente a amenazas externas (“acciones humanas que amenazan la vida, la seguridad y la prosperidad de todos”, llegó a decir Borrell en alusión al ataque de Vladimir Putin sobre Ucrania).

La utilidad de esa intención aglutinadora y de su comunicación contra quienes amenazan nuestra prosperidad la demostró en un ejemplo cercano Flavia Kleiner (elegida por la Politico como una de las 28 personalidades mundiales de 2018) con la Operación Libero, movimiento que defiende la Suiza multicultural partiendo de sus valores originarios y articulados a través de la heroína Helvetia.

Estoy convencido de dicha utilidad, del potencial de la idea de Europa y de la oportunidad que tenemos ante nosotros de contar una epopeya común, nuestra propia épica basada en la solidaridad (cediendo soberanía, sí) y en el tratado de los derechos humanos (no en el de Washington de 1949), y contada con héroes más o menos concretos pero, eso sí, cuyas virtudes perduren más que un trending.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*